Greenpeace y el modelo de “basura cero”

El proyecto de Ley de “basura cero” es impulsado por algunos legisladores y una serie de ONG´s, con especial influencia de Greenpeace. Lo que plantean es realizar procesos que tiendan a generar menos residuos e implementar sistemas de minimización y reciclado. De esta manera sugieren terminar con la basura, y se oponen a la construcción de rellenos sanitarios en otras ciudades.
Estamos totalmente de acuerdo en la necesidad de implementar sistemas de reducción y reciclado de residuos. Incluso estoy de acuerdo con la necesidad de minimizar desde la propia generación de los residuos, y a ese efecto apoyo totalmente el Proyecto de Ley de Envases impulsado tanto por la Provincia como la Ciudad de Buenos Aires.
Greenpeace debería realizar su campaña sabiendo que debe proponer una alternativa para el resto de los residuos que no se puedan reciclar, porque hasta el momento las alternativas son sólo tres: incinerarlos, disponerlos en Rellenos sanitarios, o arrojarlos a basurales.

 
Para algunos la propuesta de basura cero puede tener el atractivo de plantearse un objetivo utópico y hasta simpático e inocente. Para otros, dentro de los que me incluyo, esta propuesta es todo lo contrario porque nadie en sus cabales puede suponer que en el corto plazo los cuatro millones de toneladas que se generan anualmente se puedan reducir a cero. En el mejor de los casos podemos esperar reducirlos en el mediano plazo en un 25%, como sucede en algunos países industrializados. Esto nos deja cerca de tres millones de toneladas que sigue siendo necesario disponer correctamente.
Veamos algunos ejemplos de lo que sucede en el mundo: (fuente: TNO, OCDE, Eurostat): en EEUU se dispone en Rellenos el 66% de los residuos, en España el 66%, en Canadá el 80%, en Finlandia el 83%, en Grecia el 100%, en Italia el 74%, en Japón el 19% (pero incineran el 75%), en Suiza el 12% (e incineran el 60%), en Alemania el 46% (y es falso que en Berlín dispongan sólo el 5%, porque disponen el 42 %, acorde a la empresa SBR Berliner Stadtreinigungstriebe).

 
Cuesta entender que esta posición irresponsable sea mantenida por una institución que se basa en la credibilidad y debería defender más que nadie la situación de la salud y el ambiente. Cuestionar la instalación de Rellenos alejados del Area Metropolitana, sin ofrecer la menor alternativa, es alentar la existencia de basurales, porque cuando tratan de abortar la instalación de nuevos Rellenos en zonas alejadas del Area Metropolitana, no se dice que en las 15 ciudades en las que se impidió su construcción, con la excepción de Olavarría y Las Flores, el resto de las ciudades los están arrojando en basurales a cielo abierto. Greenpeace International, sin embargo, oponiéndose a la incineración, llega a decir que “entiende a los Rellenos sanitarios como una solución temporal hasta que se encuentre una nueva tecnología”. Ellos no promueven basurales.
Distinta es la situación de los habitantes pertenecientes a las ciudades en que se podrían construir los Rellenos. Esta gente es víctima inocente de la mala información, porque lo que distingue a un Relleno de un basural lamentablemente no está a la vista, y se les deberían informar con corrección que, contrariamente a lo que opina Greenpeace de Argentina (no la internacional), la técnica del Relleno Sanitario es la más adecuada y la más utilizada en el mundo entero para disponer lo que resta de los residuos, luego, como dijimos, de disminuir la generación y separar todo lo que se pueda valorizar para el reúso y reciclaje.
También debería informarles sobre la necesaria evaluación de impacto ambiental, la distancia que deben guardar de los centros urbanos y los estrictos controles que se ejercen acorde a la normativa vigente.
Lo correcto sería informarles a los vecinos también sobre los beneficios que podrían obtener, como ser fuentes de trabajo, disposición gratuita de sus propios residuos, y hasta un canon que les permitiría mayores beneficios y hasta pagar menos impuestos.

 

 

Dr. César Rodríguez
Economista
Especializado en temas ambientales
Departamento Economía
Fundación Bicentenario

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail